HABLAR SIEMPRE DEL PASADO

Normalmente nos revienta que los abuelos anden contando batallitas continuamente.

A esta manía  se la llama “reminiscencia”.

IMAG0208Independientemente de que las personas mayores se acuerdan mejor de algo que ocurrió hace veinte años que de lo que han comido hoy, la razón para hablar siempre del pasado es reafirmar una vida que hacia atrás tiene mucha historia pero que hacia adelante va camino del final.

Hablar del pasado mejora el humor de los abuelos, y si les preguntamos por él, muchísimo más.

Así que tenemos que ver el tema de las batallitas como algo positivo.

Así que nos vamos a imponer como deberes preguntar un par de veces a la semana sobre aspectos del pasado que entendamos que sean agradables. Como seguro que ya nos lo han contado cien veces, podemos escoger aquellos pasajes de la biografía más agradables o que les haga sentirse importantes: la mili; el embarazo; su primer empleo… lo que se nos ocurra.

Recordad: siempre hay que establecer un tiempo de conversación: diez, quince, veinte minutos. Y si uno se siente a gusto con la conversación, que no dude en cortarla para tener fuerzas en otra ocasión que no se encuentre de ánimo para escucharla.

Para escuchar podemos utilizar la técnica de la “aquiescencia metodológica” ya que, en el fondo, nos importa un pimiento lo que nos cuente: el objetivo es que el abuelo esté contento.

Hay que enfatizar la importancia de las rutinas. Lo ordenado y rutinario nos ayuda enormemente.

Con el tiempo observaréis que dejarán de fastidiaros con otras historias porque ,al sentirse escuchados, su comportamiento tenderá a ser más colaborador y conciliador.

 

Acerca de Paco Vicente Toral

Postgrado en metodología de las técnicas de Counselling.
Esta entrada fue publicada en Resolver los problemas de comunicación. Guarda el enlace permanente.